Buscar este blog

domingo, 18 de diciembre de 2011

1ª ESQUIADA DE LA TEMPORADA 2011/12

Carol subiendo por la pista de Trobaniello
¡Por fin! Parecía que este año no iban a llegar nunca las primeras nieves, viendo el otoño tan cálido y seco que tuvimos (yo estaba entrenando al sol en manga corta hasta hace cuatro días), pero este fin de semana ya hemos tenido la oportunidad para sacar las tablas y quitarles el polvo; ya era hora... Como era la primera salida de la temporada, y además hacía un buen rato que no esquiábamos, no queríamos meternos en complicaciones, así que hemos subido hasta el puertu Ventana (1586 m), entre Asturias y León, para darnos una vuelta tranquila y relajada con los esquís por la pista de Trobaniello, confiando en que habría nieve suficiente para deslizarnos, debido a su altitud y a la cota de nieve que daban en la méteo (a partir de 1000 m). Y no estábamos equivocados, hemos disfrutado de una jornada de esquí muy agradable...
Las perritas vienen a saludarme
El día estaba gris, y llovía en San Andrés. A medida que íbamos subiendo se empezaban a ver algunos prados nevados, y a partir de los 1000 metros, la nieve ya estuvo con nosotros hasta arriba del puerto. En la carretera había algunos tramos helados, sobre todo en las curvas, pero no hizo falta poner las cadenas. Al llegar al puertu Ventana, una fría ventisca soplaba desde el lado leonés, y el cielo continuaba gris; nos preparamos dentro del coche, y salimos corriendo hacia la pista. Al entrar en la pista, en el lado asturiano, el viento deja de soplar pero sigue nevando ligeramente, y no hace tanto frío. Aquí nos calzamos las tablas y comenzamos el paseo por la pista.
Mica llena de nieve
La pista de Trobaniello sale desde el lado asturiano del puertu Ventana, hacia la izquierda según se sube desde Teverga, y llega hasta la aldea quirosana de Bueida, después de recorrer 29 km atravesando el bosque. Aunque el desnivel acumulado de descenso es de más de 800 metros, el tramo de esta mañana no tenía desniveles importantes, ni de subida ni de bajada, y ha sido un paseo de 3 horas, con las perritas retozando en la nieve virgen. La pista pasa por delante de la entrada de una vieja mina abandonada, al poco de dejar el puertu Ventana, y más adelante junto a la ermita de Nuestra Señora de Trobaniello, para llegar a Bueida después de unas pronunciadas zetas, pero nosotros no llegamos ni siquiera hasta la ermita. A medio camino dimos la vuelta; tampoco hay que abusar, que es la primera salida... Al llegar de vuelta al puerto, el viento seguía soplando desde el lado leonés, así que hicimos lo mismo que al salir. Metimos las tablas y las mochilas en el coche de cualquier manera, nos metimos nosotros y nos cambiamos otra vez dentro del coche. Botas de travesía, guantes de gore y gafas de ventisca tiradas en los asientos traseros entre las perritas, que temblaban de frío antes de poner en marcha la calefacción. Al final, con el mal tiempo que daban, pudimos aprovechar algo el día estrenando la temporada de esquí.
Carol y yo, pasando frío

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS COMENTARIOS ALIMENTAN MI BLOG. Deja el tuyo acerca de esta entrada. Responderé a la mayor brevedad posible Gracias.